El Internet de las cosas (IoT), la cuarta revolución industrial

Su origen 

La idea de que las máquinas o instrumentos que utilizamos a diario estén conectados entre sí, no es nueva. Ya en 1926, el científico Nikola Tesla auguraba estos avances.

“Cuando lo inalámbrico esté perfectamente desarrollado, el planeta entero se convertirá en un gran cerebro (…) con todas las cosas siendo partículas de un todo real y rítmico,  y los instrumentos que usaremos para ellos serán increíblemente sencillos comparados con nuestros teléfonos actuales. Un hombre podrá llevar uno  en su bolsillo”.

Red mundial, tecnología móvil y conectividad eran tópicos que ya se manejaban en la primera mitad del siglo XX. No fue sino hasta 1990 que se tuvo al primer objeto conectado a Internet. Se trató de una tostadora de pan que podía recibir instrucciones a través de Internet; se podía prender, apagar y determinar el tiempo que se mantenía encendida.

Más adelante, llegaron cafeteras, ropa, refrigeradores y hasta mascotas conectadas. Sin embargo, aunque el término ya era utilizado por especialistas desde 1999, fue dado a conocer de forma masiva por el profesor del MIT, Kevin Ashton, en 2009 en un artículo llamado That “Internet of Things” Thing. Desde ese momento, el término se volvería un tema recurrente no sólo en ambientes tecnológicos, sino en la cultura popular.

IoT en breve

Actualidad del IoT

El Internet de las cosas es una de los desarrollos más revolucionarios e incluyentes, agrupa la nube, big data, inteligencia artificial, machine learning, tecnologías móviles y analítica, todo interconectado y diseñado para limitar la intervención de las personas y enfocar su participación solamente a la supervisión. Es una gran revolución que va avanzando de manera frenética, integrándose en casi cualquier industria, así como en cada momento de la vida personal.

De acuerdo a la revista Forbes, se pronostica que existirán en México 93 millones de dispositivos conectados en 2023, mientras que a nivel mundial para 2025 el número se elevará a 22 mil millones. Esto significa que wearables, asistentes virtuales, autos, electrodomésticos, dispositivos médicos, electrodomésticos estarán disponibles para generar información y transformar la vida de las personas.

A nivel de la industria, los alcances son igual de gigantescos. Por ejemplo, de acuerdo al reporte Thematic Research: Internet of Things de la firma Globaldata, el IoT (por sus siglás en inglés, Internet of Things),  generó el 76% de los ingresos totales en 2020 de la industria a nivel global.  En el mismo reporte, la firma pronostica que para 2024 el mercado global de IoT alcanzará el valor de 1 billón 77 mil millones de dólares

Internet de las cosas en la industria

En este sector de la economía, el IoT es utilizado principalmente para fines de automatización y control a distancia, apoyados de la comunicación Machine to Machine (M2M). Todos estos procesos pueden detonar mejoras significativas en el rendimiento de las organizaciones e incluso generar nuevos modelos de negocio.

Las utilidades del Internet of Things no son exclusivas de la industria privada, también alcanzan al sector gobierno, quienes también están utilizando esta innovación tecnológica para impactar en terrenos como Smart Cities, redes eléctricas inteligentes y salud pública. Sin embargo, entre las utilidades más comunes en el sector industrial encontramos:

  • Fabricación inteligente 
  • Logística conectada 
  • Cadenas de suministro digital inteligente
  • Activos conectados y mantenimiento preventivo y predictivo

Todas estos usos pueden beneficiar principalmente al sector manufacturero, automotriz, transporte y logística, comercio minorista y seguridad laboral. La cuarta revolución industrial, como también se le suele llamar al internet de las cosas, va a seguir impactando todos los rubros, la  innovación constante alcanzará lugares insospechados. 

Fuentes:

https://empresas.blogthinkbig.com/breve-historia-de-internet-de-las-cosas-iot/

https://www2.deloitte.com/es/es/pages/technology/articles/IoT-internet-of-things.html

https://expansion.mx/opinion/2021/04/15/internet-de-las-cosas-es-el-nuevo-generador-de-valor-empresarial

https://www.computerworld.es/tendencias/iot-un-mercado-de-mas-de-un-billon-de-dolares-en-2024

https://www.oracle.com/mx/internet-of-things/what-is-iot/

https://www.oracle.com/mx/a/ocom/docs/applications/scm/iot-case-study-titan-international.pdf

Elige la mejor opción para administrar tu empresa y dirígete hacia el éxito

El análisis de datos ha permitido a las empresas tener mayor destreza y agilidad para adaptarse a nuevas tecnologías, ofrecer soluciones cada vez más especializadas y tener la oportunidad de seguir creciendo.

Durante la última década, la tecnología ha experimentado diversos cambios como la transición hacia la nube y modelos de software como servicio (SaaS) que ofrecen a las empresas mayor agilidad, escalabilidad y flexibilidad para administrar su infraestructura tecnológica desde la nube.

Es aquí donde surge la relevancia de invertir en servicios administrados para así obtener acceso rápido a recursos e infraestructura tecnológica, sin tener que hacer grandes inversiones o apegarse a planes con largos periodos contractuales. 

¿Sabes qué es un servicio administrado de TI?

Es una tarea de tecnología de la información (TI) proporcionada por un externo y entregada a un cliente. En un acuerdo de servicios gestionados, el proveedor conserva la responsabilidad de la funcionalidad del servicio y el equipo de TI y el cliente paga por la recepción del servicio.

TechTarget

Existen diferentes tipos de servicios administrados en la nube, como:

Software as a Service (Saas): software que está disponible vía online y se accede a él a través de un modelo de suscripciones. 

Platform as a Service (PaaS): plataformas que proveen herramientas para el desarrollo de aplicaciones. 

Infrastructure as a Service (IaaS): ofrece a los usuarios finales una infraestructura de TI a través de Internet.

El objetivo de los servicios administrados es relajar la carga de trabajo de las empresas para que estas puedan centrarse en la innovación y el crecimiento sin invertir tiempo en las tareas de gestión de tecnología.-

¿Cuáles son los beneficios que ofrecen los servicios administrados?

  • Puedes elegir a qué servicios quieres tener acceso y cuáles se adaptan a los sistemas con los que ya cuentas.
  • Cuentas con un servicio de soporte y monitoreo 24/7 a través de un equipo capacitado para atender cualquier incidente en el momento en que lo necesites, sin hacer gastos extra en capacitar al personal interno.
  • Los servicios pueden contratarse por periodos de tiempo flexibles de acuerdo a las necesidades del cliente y del plan que más le convenga. Incluso hay empresas que ofrecen soporte in situ donde un experto asiste a tu compañía para trabajar en un proyecto específico.
  • Mayor control de la inversión al pagar únicamente por los servicios que utilizas y sin tener que invertir tiempo y dinero en capacitaciones, solo consumiendo lo que necesitas.

¿Por qué debería contar con un servicio como este?

Al contar con un servicio administrado en la nube, facilitarás la colaboración entre sistemas y aplicaciones. Ello te brindará seguridad y productividad al reducir las complicaciones relacionadas con el software y el hardware, además, se puede aprovechar la escalabilidad que te ofrece.

Colocará a tu empresa en una posición de ventaja tecnológica frente a tus competidores; responderás más rápido a los imprevistos, podrás adaptarte al crecimiento de la organización sin inversiones significativas, podrás mejorar sustancialmente los procesos internos.  Serás una empresa de vanguardia.

Migración a la nube, ¿qué es y por qué te debe interesar?

En el mundo empresarial, lo más habitual es que se cuente con infraestructura donde se aloja el software con el cual se administra el negocio. Regularmente el área de TI (en algunas empresas puede tener una denominación diferente), es quien se encarga de gestionar todo lo relacionado al sistema, tanto de hardware como de software. Este modelo tradicional de aplicaciones empresariales se conoce como On Premise. 

Sin embargo, estamos en un momento histórico donde lo tradicional está transformándose y en constante evolución. De aquí la decisión estratégica de muchas compañías de hacer caso al llamado de la transformación digital.

Pero, ¿hacia dónde conduce este proceso de cambio?

Todos los caminos llevan a la nube 

Los procesos de transformación digital conducen inevitablemente hacia la nube. De acuerdo a un estudio de Gartner, 6.9% de las corporaciones planean incrementar su gasto en TI en 2021. En tanto, según Forrester el 30% de las empresas pronostican acelerar sus gastos en temas de cloud, seguridad y riesgo, redes y movilidad.

¿Pero a todo esto, queda claro qué debemos entender por “la nube”? Antes de continuar, definiremos este concepto. “La nube” hace referencia a una nueva forma de implementación de software en las empresas en el que todos los datos y aplicaciones se convierten eventualmente en servicios online. Uno de sus principales atributos es la movilidad total. Esto se traduce en la posibilidad que tiene el usuario de acceder a su información desde cualquier parte del mundo, siempre y cuando cuente con un dispositivo conectado a internet.

Ahora bien, existen tres modelos de servicio en la nube:

Software as a Service (Saas): software que está disponible vía online y se accede a él a través de un modelo de suscripciones. Por ejemplo: Oracle, Dropbox, Slack y MailChimp.

Platform as a Service (PaaS): plataformas que proveen herramientas para el desarrollo de aplicaciones. Por ejemplo: AWS Elastic Beanstalk, Heroku y algunos servicios de Microsoft Azure. 

Infrastructure as a Service (IaaS): ofrece a los usuarios finales una infraestructura de TI a través de Internet. Por ejemplo:  AWS EC2, Rackspace, Digital Ocean y Google Compute Engine.

En términos simples, el concepto “como servicio” implica que alguien más gestiona la herramienta para que el usuario se enfoque en las tareas más importantes: desarrollar una aplicación, escribir lenguaje de programación, manejar los sistemas operativos y también,administrar el negocio a través de un sistema de gestión empresarial (ERP por sus siglas en inglés).
Dentro de esta especificidad, de acuerdo a las necesidades de las empresas, el modelo de servicio que ofrecen, el despliegue y alcance que tengan, pueden optar por tres tipos de cloud:

  • Públicas: es el servicio más popular. El software se encuentra instalado en los servidores de la empresa que provee el servicio y el acceso es a través de internet. El costo es bajo, pero la personalización es limitada.
  • Privadas: su principal característica es la seguridad, el control total, así como el acceso a la información es de acceso exclusivo para el usuario o empresa, es de costo elevado.
  • Híbridas: mezcla de pública y privada. El usuario decide qué información se destina a cada nube. Un inconveniente de este tipo de nube es la conectividad y comunicación, sin embargo, las mejoras continuas van disminuyendo los fallos y cambiando las tendencias hacia un incremento de este tipo de modelo.   

Uno de los puntos cruciales a considerar por todos para determinar qué modelo implementar es la seguridad y privacidad en la información. Según Gartner, desde este momento hasta el año 2025, el 50% de las empresas estará invirtiendo en tecnologías que prioricen la privacidad de su procesamiento de datos.

Beneficios de migrar a la nube (M2C)

Entre los principales beneficios que se destacan de esta transformación surge el tema de los costos. ¿Por qué? Simplemente por el ahorro de costos en infraestructura y administración de la plataforma. La lista continúa así:

  1. Reducción de costos debido a la eliminación de infraestructura, mantenimiento y administración de la misma. 
  2. Altos niveles de personalización de acuerdo a las necesidades del usuario.
  3. Escalabilidad de procesos y volumen de trabajo.   
  4. Tiempo de implementación más cortos en comparación con el servicio on premise.
  5. Disponibilidad del servicio 24/7. Se ofrece una rápida recuperación de los problemas que se pudieran presentar. 
  6. Accesibilidad total al servicio desde cualquier lugar con un dispositivo conectado a internet.   
  7. Seguridad avanzada. Los protocolos de seguridad cada vez son más avanzados para ofrecer la tranquilidad al usuario de que su información está protegida.   

Finalmente, entre las tendencias que muestran un crecimiento acelerado en el mundo de las tecnologías de la información se encuentra precisamente la nube (o también conocida cloud computing), sumando los beneficios que se obtiene de ella, se convierte en un necesidad estratégica para las empresas adoptar esta tecnología. Entre los principales proveedores de este servicio se encuentra Oracle Cloud. Destaca por la robustez de su solución, así como por la seguridad.  Si tu empresa quiere emprender el camino de la transformación digital, por aquí puedes empezar.

Fuentes: Tic Portal, Forbes, Forrester, Gartner. 

Transformación digital, una evolución indispensable

La transformación tecnológica es una constante en nuestras vidas, desde la llegada de las computadoras portátiles, la masificación del internet y los dispositivos móviles. Y si vamos más atrás, con las invenciones de la imprenta y el teléfono.

El pasado 2020 obligó a la mayor parte de la población a incorporar tecnología en su vida diaria, se convirtió en una necesidad acorde a la realidad actual. De igual forma sucedió a nivel empresarial, cuando las compañías adoptaron la transformación digital dentro de su estrategia de negocio para seguir siendo competitivos en el mercado.

 La digitalización no tiene porque ser temida, al contrario, el balance es positivo para quienes ya lo implementan.

Esther Riverol de Expansión México 

Tecnología como motor de crecimiento

La transformación digital es vital para el crecimiento de cualquier compañía. Todos los sectores han tenido que adaptarse a las nuevas formas de trabajo remoto y organización, así como a los cambios en productos y servicios para lograr satisfacer los hábitos de consumo actuales. Esta tendencia alienta a las compañías a adoptar tecnologías que les permitan crecer, simplificar sus procesos y asegurar la continuidad.

Un claro ejemplo de la adopción de la transformación digital, fue el crecimiento del Ecommerce registrado en 2020 en México. Alcanzó un valor histórico de mercado de 316 mil millones de pesos, lo que representa un crecimiento de 81% con respecto al 2019, impulsado en su totalidad por la crisis de salud y los efectos en los hábitos de consumo, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Más allá del Ecommerce y sin importar la industria a la que pertenezcan; las compañías deben dar paso a la transformación digital y hacer de la tecnología una pieza clave para incrementar su productividad, automatizar tareas y obtener provecho de sus datos, lo que le permitirá explorar nuevas oportunidades de negocio y expandirse.

Pero, ¿cómo comenzar el proceso de transformación digital? Hay que trabajar en los siguientes puntos.

  1. Autoevaluación: realizar un análisis sobre la estrategia actual y lo que ofrecemos.
  2. Objetivos. establecer los objetivos de la compañía, hacia dónde queremos ir.
  3. Visión: definir cómo queremos que el cliente nos considere.
  4. Ventajas competitivas: descubrir las razones por las cuales el cliente nos elige de entre la competencia. 
  5. Estrategia: diseñar un mapa de ruta para alcanzar la nueva operación del negocio.

La transformación digital integra todos los aspectos del negocio y plantea cambios en los ámbitos tecnológico, operativo y la forma en que entregan valor mediante el uso de las tecnologías emergentes y su adaptación dentro de la empresa. La transformación no solo implica mudar la tecnología anterior o analizar datos previos para generar conocimiento, sino también el cambio en la cultura empresarial para garantizar la adaptación que trae consigo la transformación digital.

Aprovechar la tecnología permitirá a tu empresa conducirse con seguridad dentro de un entorno en constante cambio y así, poder operar de manera exitosa en el futuro. Permitirá obtener datos sobre los procesos de la compañía y entender mejor cómo  actuar, brindar una mejor experiencia del cliente y hacer mejoras dentro de la organización para que sea más eficiente.

Tiempo de evolución

Ahora que sabes más sobre la transformación digital, ¿Qué piensas acerca de ello, en tu compañía ya consideran la tecnología como punto clave dentro de la estrategia de negocio?

Adoptar la transformación digital en tu empresa generará múltiples beneficios, te permitirá responder rápidamente ante las nuevas y constantes demandas de los clientes; te ayudará a crear una infraestructura inteligente con la que podrás prosperar en un ambiente cambiante y donde la tecnología es el principal motor de crecimiento económico.

Fuentes :

Expansión Mexico

HPE -Transformación Digital